IV DOMINGO DE CUARESMA 27/03/2022

Cuarto domingo de Cuaresma, Domingo de Laetare, domingo de la alegría, domingo de la Esperanza cristiana. La invitación que nos hace el evangelio de este domingo es a romper nuestras actitudes odiosas y faltas de amor con los demás, a la vez que nos hace una llamada al arrepentimiento y a la búsqueda de la misericordia de Dios.

Así podremos celebrar con Él, la fiesta de la alegría y el perdón. Hoy es un día de alegría ante la proximidad de las fiestas pascuales.

Una síntesis para las lecturas puede quedar así: La primera lectura, del libro de Josué nos viene a decir que Dios lleva adelante la historia, de una manera distinta a como desearía la humanidad, y con novedades que no terminamos de controlar “Hoy os he quitado de encima el oprobio de Egipto” Dios que quiere al hombre, es Padre misericordioso que siempre está atento a sus hijos, así lo cantamos en el salmo “Gustad y ved que bueno es el Señor” En la segunda lectura, de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios, nos dice que todo procede de Dios “Todo procede de Dios que nos reconcilió consigo por medio de Cristo” la reconciliación proviene de Dios, pero ha sido cumplida Cristo y por Cristo. Y, como el hijo pródigo, en el evangelio, hemos emprendido el itinerario penitencial para volver a la casa del Padre. Un camino que es siempre una llamada a abrir nuestro corazón a los demás, perdonándolos y evitando cualquier actitud de superioridad o soberbia. Así entramos en los sentimientos de Dios, que hoy nos dice: “Era preciso alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado”

En la primera lectura, del libro de Josué, Moisés muere sin entrar en la tierra prometida, Josué es el nuevo líder que guía al pueblo. La tierra que se había prometido a Abrahán, y que nunca llegó a ver; la tierra a la que se dirigió Moisés y a la que nunca entró, ahora es tierra para ser conquistada y para que les sirva de sustento. No es tierra regalada, sino que la deberán conquistar con su esfuerzo. Todo se mueve en un sentido religioso, y lo primero que hacen es celebrar la Pascua, que les une con sus orígenes en Egipto y la con la liberación que Dios obró.

La tierra da sus primeros frutos y por eso cesa el maná. El maná es un alimento de transición que representa lo viejo, en espera del verdadero alimento. Hemos pasado de un pueblo que no tiene tierra, a un pueblo que vaga por el desierto, a un pueblo con tierra que ahora produce un alimento nuevo “comieron de la cosecha de Cannán”. Un pueblo que siempre ha sido rebelde y tiene una actitud como la del hijo menor de la parábola del hijo pródigo, pero Dios siempre le ha mostrado su misericordia.
La segunda lectura de la segunda carta de San Pablo a los Corintios, nos habla de que el encuentro con Cristo lo cambia todo, él es novedad absoluta, es lo nuevo; los creyentes somos criaturas nuevas en Cristo. Lo viejo, bien sea la fe judía o la pagana, forman parte del pasado, lo viejo. Hemos sido reconciliados con Dios en Cristo y por Cristo. Así nos lo pide san Pablo “En nombre de Cristo os pedimos que se reconcilien con Dios” Dios quiere la salvación de todos y san pablo lo que hace es reafirmar la voluntad salvífica de Dios, que se hace realidad en Cristo.

En el Evangelio de Lucas, recoge la conocida parábola que tiene distintos nombres: el Hijo pródigo, o el Padre misericordioso, o también un Padre tenía dos hijos. En ningún momento se dice que este padre sea Dios, pues la parábola se caracteriza precisamente por poner unos personajes humanos, y que nosotros hagamos nuestra propia lectura.

Nos fijamos en este padre. La casa está preparada para todos, para los que viven y trabajan en ella, para los que se van y vuelven cuando lo sienten necesario. Hay trajes, y ropas adecuadas para vestirse de fiesta y entrar en el banquete, es lo que nos ha dicho san Pablo en la segunda lectura “el que es de Cristo es una criatura nueva, lo nuevo ha comenzado” Dejamos una casa vieja, propia, para adentrarnos en una casa nueva, una casa común. El hijo menor quiere tener su casa para él sólo, vivir a su aire sin pensar en el futuro “dame la parte que me toca de la fortuna”. El padre, primero lo deja machar; luego lo espera; por fin, cuando lo ve aparecer, conmovido, se pone en marcha para salir a su encuentro. Busca una segunda oportunidad, para empezar de nuevo, aunque sea con otra condición, la de jornalero y no la de hijo “trátame como a uno de tus jornaleros”. El padre se compadece del hijo porque estaba perdido. El padre no lo acepta, pues cuando lo recupera hace fiesta, para el buen padre siempre son sus hijos y no jornaleros. El hijo mayor no es un actor segundario; él es el prototipo en el que se refleja la actitud dura e inmisericorde de algunos creyentes “Él se indignó y no quería entrar”. Su actitud hace referencia a lo viejo, es el prototipo de aquellos israelitas de la primera lectura que quieren seguir comiendo del maná y no de la cosecha de la tierra que es fruto de todos y de la comida compartida “era necesario celebrar un banquete, alégrate, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido”. La parábola parece que no tiene final, nada sabemos de los hijos, tan sólo da a entender que el padre se queda en la casa para acoger a los que vuelven, para mostrar que todo lo que hay en la casa, trabajo incluido, es de todos los que viven en ella. Y cuando se sienta necesidad de hacer fiesta que cuenten con ella, con la casa común y con los que hay en ella “Hijo, tú estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo”
Reconciliémonos con Dios, que siempre, siempre es Padre misericordioso, y quiere a sus hijos con locura. Seguimos pidiendo, por la intercesión de María, Reina de Paz, por la paz en mundo y por todos los afectados por la guerra.
Feliz domingo y feliz semana y recordamos que este próximo jueves tenemos la visita pastoral de nuestro obispo D. Jesús.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s