FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR, LA CANDELARIA 2021

Hoy celebramos la fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo, que se ha celebrado siempre con entusiasmo. Era conocida, antes del Concilio Vaticano II, con el nombre de la Candelaria o Purificación de María.

En nuestra parroquia es una fiesta con gran tradición: presentación de los niños, procesión, fuego, roscas de pan, que prepara el grupo parroquial Virgen de la Candelaria.
Esta fiesta es un eco, una prolongación de la Navidad, pero también es un eco hacia adelante, una proyección, que anuncia y presagia la pasión, “y a ti misma una espada te traspasará el alma”, de ahí que muchas imágenes de vírgenes dolorosas sean representadas con un puñal en el corazón.
Todas de las lecturas de hoy se refieren a Jesús: Miqueas nos habla de la entrada en el Santuario del Señor, a quien buscamos; el Salmo nos invita a abrir las puertas, para que entre el Señor; la Carta a los Hebreos nos habla de un Sumo Sacerdote que tenía que parecerse a sus hermanos para ser compasivo.
Es la fiesta del encuentro del Mesías, en brazos de su Madre, con el pueblo, Simeón y Ana representan al pueblo. En la tradición de nuestro pueblo este hecho se escenifica, durante la procesión de la Virgen de la Candelaria, por una niña que porta al Niño de Dios, al Jesús niño, presentándolo a todos, que somos ahora Simeón y Ana.
Antes de Concilio se remarcaba, en esta fiesta, el cumplimiento de la Ley judía por José y María, para rescatar al primogénito y purificar a la madre, de ahí nuestra tradición de presentar los niños en este día. Esta fiesta nos recuerda como Dios protege a los primogénitos del pueblo hebreo esclavo en Egipto en la última plaga, los primogénitos egipcios mueren y el faraón termina doblegándose y dejara en libertad a los hebreos, trae a memoria la pascua judía, el paso de la esclavitud a la libertad, pero también nos anuncia la pasión cuyo desenlace es la resurrección, la pascua cristiana, el paso de la muerte a la vida.

La liturgia de nuestros días se centra en el hecho de que Jesús, Hijo Primogénito, fue presentado al Padre, donde la figura de María tiene un papel esencial, portadora de Cristo. Cristo es la luz del mundo. “Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel” Si Cristo es la Luz, María es el candelero que sostiene y levanta al Niño, para que alumbre a todas las naciones como canta Simeón. La sabiduría popular llamó a este día la Candelaria.

Es María quien lleva al Niño al templo y la que nos lo presenta como Luz del mundo. María quiere que nuestra atención se centre, no en ella, sino en el Niño, ella siempre nos conduce a Jesús y pide, como lo hizo en las bodas de Caná de Galilea, “Haced lo que Él os diga”. Solo Jesús es la luz que nos guía y señala el camino.

En cuanto a la tradición de las roscas de pan que se ofrecen, no hay nada cierto, unos hablan de una leyenda de una niña perdida, cuidada y alimentada con pan por una mujer, a que la niña identifica con la Virgen de la Candelaria; otros hablan de la gran actividad panadera de antaño de nuestro pueblo que suministraba de pan a la capital y pueblos de alrededor, otros de la generosidad de las familias que podían, y que donaban pan a sus vecinos en momentos de hambruna y de miseria.
Pero, este gesto de la ofrenda del pan, tiene un significado y un sentido más profundo y espiritual, esa misma Luz del Mundo es también Pan de Vida, el Pan bajado del cielo que se ofrece a sí mismo “Yo soy el pan de vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí no tendrá nunca sed”; sin olvidar al pan material que pedimos, para nosotros y para los demás, en el Padre Nuestro cada vez que decimos “Danos hoy nuestro pan de cada día”, aunque es cierto que muchos cuando están saciados se olvidan “…vosotros me buscáis no por haber visto los milagros, sino porque habéis comido de los panes y os habéis saciado. Obrad no por el alimento que perece sino por el que perdura hasta la vida eterna…”
Hoy se celebra también el día de la vida consagrada, pidamos por la fidelidad de los consagrados y por el aumento de vocaciones.
Aprendamos de María, seamos portadores de Jesús, llevemos su Luz por el mundo entero, alumbrémoslo con su Luz para que el mundo crea en Él. Tomemos ejemplo de Ana, que hablaba a todos del Niño, anunciaba a todos la Buena Noticia, el Evangelio, que es Jesús mismo.
Feliz día de la Candelaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s