Solemnidad de la Epifanía del Señor

 06/01/2023

Celebramos hoy la Solemnidad de la Epifanía del Señor, en ella recordamos la visita de unos magos o sabios de oriente a Nuestro Señor. Esta fiesta es conocida popularmente como el día de los Reyes Magos, jornada entrañable de regalos para los niños y los no tan niños, pero hay que saber pasar del aspecto mas popular de la fiesta al aspecto fundamental, es decir la Epifanía o Manifestación del Mesías a los pueblos paganos.

La ambientación de las lecturas puede ser esta: en la adoración de los Magos se cumple la profecía de Isaías, donde Jerusalén ya no es solo para los judios sino también para todas las naciones de la tierra: “La gloria del Señor amanece sobre ti. Caminarán los pueblos a tu luz; los reyes al resplandor de tu aurora”. La Buena Noticia se extiende a todos los pueblos, a toda la humanidad como cantamos en el salmo “Se postrarán ante ti, Señor, todos los pueblos de la tierra” En la carta a los Efesios, S. Pablo el apóstol de los gentiles, nos dice toda la humanidad, sin excepción, es destinataria de la salvación realizada por Cristo: “que también los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo, …” La estrella que vieron los magos simboliza la luz de la fe “Porque hemos visto salir su estrella, y venimos a adorarlo” Es la estrella que guio a los Magos de Oriente hasta Cristo, la salvación no es solo para los judíos sino también para todo el mundo.

La liturgia de hoy nos invita a reflexionar, meditar y rezar sobre los Magos y su camino en busca del Mesías. Navidad y la Epifanía son dos momentos de único acontecimiento, en Navidad celebramos la presencia visible de Dios encarnado en medio de nosotros y en la Epifanía celebramos como se ha manifestado Dios que se ha encarnado, es la Palabra encarnada. En Epifanía celebramos que la Navidad adquiere carácter universal para toda la humanidad representada en los Magos.

Según la tradición los Magos eran hombres sabios, estudiosos de los astros, escrutadores del cielo, en un contexto cultural que atribuía a las estrellas un significado y un influjo sobre la vida y el quehacer diario. Los Magos representan a los hombre y mujeres en busca de Dios en las diferentes religiones y filosofías, una búsqueda que no acaba nunca. Los Magos nos indican el camino que debemos recorrer en nuestra vida. Ellos buscaban la Luz verdadera, siguiendo una luz ellos buscaban la Luz “Y la estrella que habían visto en oriente los guio hasta que llegó y se paró encima de donde estaba el niño” Siempre hay personas que se sienten interpeladas por el mensaje de la estrella y encuentran al Niño que nos trae la ternura de Dios, son personas que iluminadas por la luz de la estrella encuentran el camino y llegan hasta Él. Una estrella que brilla para todos como nos dice el profeta Isaías “Caminaran los pueblos a tu luz, …”, pero ignorada e indiferente para muchos, todos la pueden ver, pero no todos la siguen, unos incluso la persiguen para eliminarla. Es lo que encontrará Jesús a lo largo de su vida: hostilidad y rechazo por los poderes políticos e indiferencia por los dirigentes religiosos. Solo quienes buscan el reino de Dios y su justicia verán su estrella y su luz.

En su camino, los Magos encuentran muchas dificultades o tentaciones, dos de ellas son, primero la tentación del poder, y segundo la tentación de ignorar la pequeñez. En la primera los Magos, cuando llegan a Jerusalén van al Palacio de Herodes, el rey, porque consideran algo normal y natural que el nuevo rey nazca en el palacio real. Es en este contexto en el que pierden de vista la estrella y se encuentran con el engaño de Herodes, que muestra interés por el Niño, no para adorarlo, sino para eliminarlo. Herodes es un hombre de poder que solo ve en el otro un rival, y en el fondo considera a Dios como rival, este momento es para los Magos un momento de oscuridad, de desolación, pues habían perdido de vista la estrella que los guiaba. Pero, consiguen superar esta crisis por medio de las Escrituras, que les habla por medio de las profecías, que les indica que nacerá en Belén, la ciudad de David. Así debe ser también para nosotros, que nos dejemos interpelar, escuchar a Dios y reflexionar su Palabra dada en las Sagradas Escrituras, y por el mismo Jesús que es la Palabra encarnada. En ese momento, al escuchar y ser interpelados por las profecías de las Escritura, retoman el camino y vuelven a ver la estrella, ellos representan a todos los hombres de buena voluntad, que se dejan guiar e iluminar por la estrella, que buscan lo bueno y verdadero, “Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría”

Llegados a Belén: “Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre” en este momento pueden caer en otra crisis, en otra dificultad o tentación, la de rechazar la pequeñez, pero, sin embargo, no cayeron y adoraron al Mesías, a la Palabra encarnada, “y cayendo de rodillas, lo adoraron” ofreciéndoles sus dones, oro incienso y mirra, dones cargados de mucho simbolismo “después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro incienso y mirra”. Elementos que simbolizan la riqueza, el poder, y el prestigio. El oro como rey, el incienso como Dios, y la mirra como hombre sujeto a la muerte, preludio de su pasión.

La estrella que los había acompañado por el camino, ahora los introduce en el misterio, guiados por el Espíritu reconocen que los criterios de Dios son muy distintos a los de los hombres, Dios no se manifiesta en las potencias de este mundo, sino que nos habla en la humildad de su Amor. El amor de Dios es grande, por supuesto que sí, el Amor de Dios es potente, no cabe duda, pero el amor de Dios es ante todo humilde, muy humilde. Los Magos son modelos de conversión a la fe que han dado más crédito a la bondad de Dios que al aparente esplendor del poder.

Que la luz del Niño nacido en Belén y que está acostado en un pesebre inunde nuestros corazones y nos acompañe siempre.

Felices Reyes.

En este día de la Epifanía se suele anunciar las diferentes fiestas y solemnidades movibles del año. Así pues que sabed, queridos hermanos y hermanas, que la Gloria del Señor se ha manifestado y se continuará manifestando entre nosotros, hasta el día de su retorno glorioso. En la sucesión de las diversas fiestas y solemnidades del tiempo, recordamos y vivimos los misterios de la salvación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s